Teràpia amb animals

Terapia asistida con animales Imprimir
Desde enero del 2006, en la escuela La Muntanyeta se lleva a cabo el programa piloto MASCOTA ACTIVA, iniciativa de la Asociación Provincial de Parálisis Cerebral de Tarragona y la Asociación Tercania y financiado por el Departamento de Medio Ambiente de Tarragona y por la empresa Bayer.

Este proyecto es una alternativa educativa y terapéutica de la que disfrutan un grupo de niños de la escuela y que se basa en la interacción entre el niño afectado de parálisis cerebral y perros adiestrados, especialmente, por esta finalidad.
Iniciar la actividad supuso un gran reto ya que todo allí que pudimos buscar información de experiencias de terapia asistida con animales (TAA) en otros colectivos: abuelos, enfermos, personas con trastorno mental, personas con exclusión social…no teníamos ninguna referencia de la intervención de estas terapias con niños y jóvenes afectados de parálisis cerebral.

La parálisis cerebral infantil se define como un trastorno del tono muscular y del movimiento provocado por una lesión cerebral producida en momentos próximos al nacimiento, es decir, en un cerebro inmaduro. Esta lesión es permanente y no progresiva, lo que supone que les acompañará toda la vida sin embargo, no irá en aumento.

Los criterios que utilizamos para la selección de niños participantes por la T.A.A. son diversos y varían según la edad, de una parte, teniendo en cuenta lo que hemos comentado anteriormente damos prioridad a los niños que presentan: poca motivación para realizar actividades que se proponen y que pueden realizar; estados de ánimo depresivos por sus circunstancias personales o por problemas del entorno familiar; baja autoestima; gran irritabilidad causada por su malestar físico; estereotipias y conductas autoestimulatives; estados de ansiedad; dificultades por|para expresar sentimientos; …
La T.A.A resulta, para otros niños, útil en la consecución de objetivos de enseñanza-aprendizaje, por|para lo que también se ha establecido prioridad en niños en los que el perro pueda favorecer: la atención y motivación necesaria para realizar nuevos aprendizajes; la intención comunicativa y el lenguaje receptivo y expresivo; la motivación para aproximarse, cogerlo, abrazarlo y expresarse mediante el movimiento.
Y como último criterio importante a la hora de seleccionar a los candidatos a la actividad ha sido desde la avezándose de la terapia basal para|por niños con graves problemas sensorio-perceptivas, con poca comunicación con el exterior y con menos oportunidades de participar con otras actividades por sus condiciones físicas y de salud 

PROGRAMA DE INTERVENCIÓN Y OBJETIVOS
Para realizar la actividad de T.A.A se realizan agrupamiento de cinco o seis niños teniendo en cuenta la edad, capacidades cognitivas, capacidades comunicativas, capacidades motrices y afinidades entre ellos. No se trata tanto, de que el grupo sea el más homogéneo posible, si no de que el grupo resulte enriquecedor para|por sí mismo, de que unos motiven en los otros.
Los objetivos se establecen en función de las necesidades de cada niño y de las capacidades que se quieren potenciar en cada uno de ellos. A nivel general, se pueden resumir en:

. Favorecer el desarrollo afectivo (assertivitat, reacciones emocionales, compartir sentiments…).
. Mejorar la autoestima y el estado de ánimo.
. Estimular para realizar actividades motrices concretas (acariciar al perro, cepillarlo, tirarle la pilota…).
. Estimular los desplazamientos recorriendo, reptando, sobando, caminante …
. Mejorar el control de la silla de ruedas.
. Potenciar y aprender normas de juego (turnos, tiempo d’espera..).
. Desarrollar habilidades sociales (saludar, interesarse por|para los demás, responsabilitat…).
. Favorecer la utilización de sistemas alternativos y/o aumentativos de comunicación (gestual, sistemas pictográficos de comunicación).
Las sesiones de T.A.A. duran unos treinta minutos y se organizan en tres partos: acogida, trabajo individual y despido.                             

Anuncis
%d bloggers like this: